Cargando...
La Sala Regia - Página 5

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
 
 

Ciudad del Vaticano

   

Museos Vaticanos I

   

Museos Vaticanos II

 

Sala Regia

Aunque no destinada a tal, esta amplia sala es realmente la antecámara de la Capilla Sixtina, a la que se llega por la Scala Regia. A la izquierda de la entrada estaba antiguamente el trono papal, que está ahora en el lado opuesto, ante la puerta que conduce a la Cappella Paolina. La sala se comenzó bajo Paulo III por Antonio da Sangallo el joven y se terminó en 1573. La elegante bóveda cilí­ndrica contiene las graciosí­simas y muy impresionantes decoraciones en yeso de Pierin del Vaga. Los adornos de estuco sobre las puertas son de Daniele de Volterra. Los muros longitudinales están abiertos en un lado por dos, y en el otro por tres, amplias puertas, entre las cuales Giorgio Vasari y Taddeo Zuccaro han introducido frescos muy poderosos cuyo efecto es más que ornamental. Pintan episodios decisivas de la vida de la Iglesia, entre otras la vuelta de Gregorio XI de Aviñón a Roma, la batalla de Lepanto, el levantamiento de la excomunión a Enrique IV y la reconciliación de Alejandro III con Federico Barbarroja. Esta sala serví­a originariamente para la recepción de prí­ncipes y embajadores reales. Hoy se celebran en ella los consistorios, y un ocasional recital musical en presencia del Papa; durante el Cónclave es el paseo favorito de los cardenales.

Dentro de esta sala podemos ver:

  • La vuelta de Gregorio XI de Aviñón a Roma.
  • La batalla de Lepanto.
  • El levantamiento de la excomunión a Enrique IV.
  • La reconciliación de Alejandro III con Federico Barbarroja. Giuseppe Porta.
  • La matanza de los hugonotes en la noche de San Bartolomé.
  • El asesinato del almirante Gaspard de Coligny.
  • Carlos IX Aprueba el asesinato de Coligny.
  • Pedro II promete su Reino al Papa Inocencio III. Livio Agresti.
  • Otto I devuelve el territorio de la Iglesia al Papa Agapito II. Fresco. Orazio Samacchini.
  • Las atribuciones conferidas por la Sede Apostólica a los electores imperiales. Fresco. Gerolamo Siciolante.
  • La Donación de Carlomagno. Taddeo Zuccari.

   
© ALLROUNDER
Subir

Subir