Cargando...
Museos Vaticanos III

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Museos Vaticanos III

 
 

Ciudad del Vaticano

   

Museos Vaticanos I

   

Museos Vaticanos II

 

Tercera parte de los museos vaticanos

Esta es la tercera parte del artí­culo sobre los museos vaticanos, que a su vez, como las anteriores, se subdivide en otras y que puedes ver eligiendo en el menú de la derecha, lo que más te interese.

Si encuentras algún fallo, errata o si quieres colaborar en la actualización o ampliación de este artí­culo, no dudes en mandar la información, todo lo que sirva para mejorar, será bien recibido.


 

 
 

Ciudad del Vaticano

   

Museos Vaticanos I

   

Museos Vaticanos II

 

Patio de la Piña


Dejando a la izquierda el llamado Atrio de las Corazas y atravesando el Atrio de las Cuatro Cancelas, se llega al Patio de la Piña, situado en una parte del espacio cinquecentesco del Belvedere. Este último fue proyectado en 1506 por el arquitecto Donato Bramante, por encargo de Julio II, con el objeto de poner en comunicación el Palacio de Inocencio VIII (1484-1492) con la Capilla Sixtina, mandada construir por Sixto IV (1471-1484). El Patio estaba dividido entonces en tres zonas con dimensiones diferentes, unidas entre sí­ por elegantes tramos de escalera y cerrado lateralmente con cuerpos de albañilerí­a ritmados por semicolumnas estriadas sobre las que se apoyaban grandes arcos. La pavimentación y los brazos laterales se inclinaban ligeramente hacia la Capilla Sixtina, con el fin de engañar la vista de quien se asomara al patio desde los apartamentos reales, haciendo que su extensión le pareciera mayor. En la extremidad norte se habí­a previsto una gran hornacina para cerrar la perspectiva: ésta fue realizada en 1565, como se encuentra actualmente, en el llamado Patio de la Piña, por el arquitecto Pirro Ligorio que usó la cúpula del Panteón como modelo. Las sugestivas estampas de la primera midad del siglo XVI ofrecen una idea de las celebraciones que aquí­ tení­an lugar. A fines de 1500 el Patio del Belvedere fue dividido en dos partes mediante la construcción de un brazo transversal de la Biblioteca de Sixto V (1585-1590). Años después, en 1822 se realizó un segundo cuerpo de albañilerí­a transversal, llamado "Brazo Nuevo", destinado a contener una colección de estatuas. En la actualidad allí­ hay tres espacios abiertos: el Patio de la Piña, el Patio de la Biblioteca y el Patio del Belvedere. El Patio de la Piña recibe este nombre por la colosal piña de bronce de casi 4 metros de altura que en época clásica se encontraba en Roma, en los alrededores del Panteón, por lo que el barrio se llama "de la Piña". Es problable que en la Edad Media la misma fuera llevada al atrio de la antigua basí­lica de San Pedro, de donde se la trasladó en 1608. A los lados hay dos pavos reales de bronce, copias de originales del siglo II d.C., conservados en el Brazo Nuevo. En el centro del amplio espacio abierto hay dos esferas concéntricas obra del escultor Arnaldo Pomodoro (1990).

Que debemos y podemos admirar en este lugar:

  • El Patio de la Piña.
  • Nicho de la Piña.
  • La piña y los pavos reales.
  • La cabeza de una estatua colosal de Augusto.
  • Herma de Aristóteles.
  • Las esferas de bronce.
  • Piedras históricas, Honorí­ficas y funerarias, con epí­grafes.
  • Sarcófagos.

Aquellas fotos que tienen un número o código, son las que no he conseguido sacar información. Si alguien reconoce o conode alguna, no estarí­a mal me lo comunicara.


 
 

Ciudad del Vaticano

   

Museos Vaticanos I

   

Museos Vaticanos II

 

Sala de los Claroscuros

Fue pintada por Rafael y sus colaboradores. Fue concebido en un principio como un dormitorio de los Papas del Renacimiento, pero más tarde se convirtió en el lugar donde los Papas muertos iban a ser mostrados antes de ser enterrados en las grutas Vaticanas.

En esta sala podemos admirar

  • Los claroscuros.
  • El friso con querubines y los dispositivos de Medici. Taller de Rafael.
  • San Pedro y San Pablo. Federico Zuccari y Taddeo Zuccari.


 
 

Ciudad del Vaticano

   

Museos Vaticanos I

   

Museos Vaticanos II

 

Capilla Nicolina

Construida bajo el pontificado de Nicolás V (1455-1588) en el segundo piso del palacio papal, se encargó la decoración pictórica a Fra Angelico, quien lo realizó entre los años 1447 y 1451, en plena madurez de su carrera artí­stica. El pintor pintó al fresco la vida de los santos Esteban y Lorenzo; las divisiones las hizo mediante elementos arquitectónicos netamente clásicos con arcos de medio punto y colores pasteles, los tejidos de las vestiduras fueron ricamente trabajados. Además, también representó a ocho Padres de la Iglesia (griega y romana) y a los cuatro evangelistas en las esquinas de la bóveda.

Fra Angelico, pintó las diversas escenas de la vida de san Esteban en el registro superior, y en el inferior la vida de san Lorenzo, un diácono natural de Huesca, que fue nombrado tesorero papal en el siglo III y que, al negarse entregar los tesoros de la iglesia a los romanos, fue martirizado. El pintor hace una narración de gran naturalismo, que enmarca la obra plenamente en el renacimiento.

Estas son algunas de las obras que se pueden ver:

  • Los cuatro evangelios. Fresco de la cúpula. Fra Angélico 1447-1449.
  • La consagración de San Lorenzo como diácono. Fresco de 271 x 197 cm. Fra Angélico 1447-1449.
  • La consagración de San Esteban y la distribución de limosnas. Fresco de 322 x 473 cm. Fra Angélico 1447-1449.
  • San Esteban predicando a la gente y la disputa con los Doctores de la Iglesia. Fresco de 322 x 412 cm. Fra Angélico 1447-1449.
  • El Juicio y la lapidación de San Esteban. Fresco. 322 x 473 cm. Fra Angélico 1447-1449.
  • San Lorenzo ante Valeriano y el martirio de San Lorenzo. Fresco de 271 x 473 cm. Fra Angélico 1447-1449.
  • San Lorenzo recibe el tesoro de la iglesia de manos de San Sixto y la distribución de limosnas. Fresco de 271 x 410 cm. Fra Angélico 1447-1449.
  • La lapidación de San Esteban. Panel al óleo de 300 x 163 cm. Giorgio Vasari 1571.


 
 

Ciudad del Vaticano

   

Museos Vaticanos I

   

Museos Vaticanos II

 

Sala Regia

Aunque no destinada a tal, esta amplia sala es realmente la antecámara de la Capilla Sixtina, a la que se llega por la Scala Regia. A la izquierda de la entrada estaba antiguamente el trono papal, que está ahora en el lado opuesto, ante la puerta que conduce a la Cappella Paolina. La sala se comenzó bajo Paulo III por Antonio da Sangallo el joven y se terminó en 1573. La elegante bóveda cilí­ndrica contiene las graciosí­simas y muy impresionantes decoraciones en yeso de Pierin del Vaga. Los adornos de estuco sobre las puertas son de Daniele de Volterra. Los muros longitudinales están abiertos en un lado por dos, y en el otro por tres, amplias puertas, entre las cuales Giorgio Vasari y Taddeo Zuccaro han introducido frescos muy poderosos cuyo efecto es más que ornamental. Pintan episodios decisivas de la vida de la Iglesia, entre otras la vuelta de Gregorio XI de Aviñón a Roma, la batalla de Lepanto, el levantamiento de la excomunión a Enrique IV y la reconciliación de Alejandro III con Federico Barbarroja. Esta sala serví­a originariamente para la recepción de prí­ncipes y embajadores reales. Hoy se celebran en ella los consistorios, y un ocasional recital musical en presencia del Papa; durante el Cónclave es el paseo favorito de los cardenales.

Dentro de esta sala podemos ver:

  • La vuelta de Gregorio XI de Aviñón a Roma.
  • La batalla de Lepanto.
  • El levantamiento de la excomunión a Enrique IV.
  • La reconciliación de Alejandro III con Federico Barbarroja. Giuseppe Porta.
  • La matanza de los hugonotes en la noche de San Bartolomé.
  • El asesinato del almirante Gaspard de Coligny.
  • Carlos IX Aprueba el asesinato de Coligny.
  • Pedro II promete su Reino al Papa Inocencio III. Livio Agresti.
  • Otto I devuelve el territorio de la Iglesia al Papa Agapito II. Fresco. Orazio Samacchini.
  • Las atribuciones conferidas por la Sede Apostólica a los electores imperiales. Fresco. Gerolamo Siciolante.
  • La Donación de Carlomagno. Taddeo Zuccari.


 
 

Ciudad del Vaticano

   

Museos Vaticanos I

   

Museos Vaticanos II

 

Los Sepulcros

La tradición situaba la tumba de San Pedro en una ladera de la colina vaticana, y cuando Pí­o XII propuso unas excavaciones bajo la antigua basí­lica de Constantino para enterrar a su predecesor, se encontraron restos de una necrópolis, que terminarí­a revelando el lugar de la tumba del primer Papa.

Justo debajo del baldaquino de Bernini, que está dispuesto en la zona central de la basí­lica, se prolongan las grutas a las que se llega tras bajar unas escaleras. Además de los diferentes sepulcros, hay varias capillas dedicadas a diferentes santos.

El lugar sagrado que más simboliza este lugar, es el destinado al sepulcro de San Pedro, dispuesto junto al tabernáculo que mandó construir el emperador Constantino. También es de gran devoción, el lugar que ocupa la tumba del Papa Juan Pablo II, que está a escasos metros de la del apóstol Pedro.

En una las diferentes capillas se encuentra un importante fresco del artista romano Cavallini, la Madonna del pelotazo. Es un lugar sagrado, muy especial para los cristianos, su visita además sirve para ser testigos de una parte importante de la historia.

Estos son algunos de los sepulcros:

  • La tumba de San Pedro
  • Tumba de Benedicto XV
  • Tumba de Galisto III
  • Tumba de Inocencio I
  • Tumba de Juan Pablo I
  • Tumba de Juan Pablo II
  • Tumba de Marcelo II
  • Tumba de Pablo II
  • Tumba de Pablo VI
  • Tumba de Pí­o III
  • Tumba de Pí­o XI
  • Tumba de Rafael Merry del Val
  • Tumba de San Simón y Judas Tadeo
  • Tumba de Urbano VI


 
 

Ciudad del Vaticano

   

Museos Vaticanos I

   

Museos Vaticanos II

 

Basí­lica de San Pedro

La Basí­lica Papal de San Pedro (en latí­n: Basilica Sancti Petri, en italiano: Basilica Papale di San Pietro in Vaticano), conocida comúnmente como Basí­lica de San Pedro, es un templo católico situado en la Ciudad del Vaticano. La basí­lica cuenta con el mayor espacio interior de una iglesia cristiana en el mundo, presenta 193 m de longitud, 44,5 m de altura interior y 137,50 m en el exterior de la Cúpula, y abarca una superficie de 2,3 hectáreas. La altura que le confiere su cúpula hace que sea una caracterí­stica dominante en el horizonte de Roma. Es considerada como uno de los lugares más sagrados del catolicismo. Se ha descrito como «la ocupante de una posición única en el mundo cristiano», y como «la más grande de todas las iglesias de la cristiandad».

En la tradición católica, la basí­lica es el lugar de entierro de San Pedro, que fue uno de los doce apóstoles de Jesús de Nazaret, primer obispo de Antioquí­a, primer obispo de Roma y, por lo tanto, el primero de los pontí­fices. La tradición y las evidencias históricas y cientí­ficas sostienen que la tumba de San Pedro está directamente debajo del altar mayor de la basí­lica; a causa de esto, muchos papas han sido enterrados en San Pedro desde la época paleocristiana. En el sitio de la actual basí­lica han sido construidas iglesias desde el siglo IV. La construcción de la actual basí­lica, sobre la antigua basí­lica constantiniana, comenzó el 18 de abril de 1506, y finalizó el 18 de noviembre de 1626.

Como obra arquitectónica, es considerada como el mayor edificio de su época. A diferencia de la creencia popular, San Pedro no es una catedral, ya que la Archibasí­lica de San Juan de Letrán es la catedral de Roma.

La Basí­lica de San Pedro es una de las cuatro basí­licas papales o basí­licas mayores de Roma; las otras son: Archibasí­lica de San Juan de Letrán, Basí­lica de Santa Marí­a la Mayor y Basí­lica de San Pablo Extramuros.

La Basí­lica de San Pedro no es ni la sede oficial del papa, ni se encuentra la primera entre las principales basí­licas de Roma, pues este honor lo ostenta la catedral de Roma, la Archibasí­lica de San Juan de Letrán, tampoco es la parroquia de la Ciudad del Vaticano, ya que actualmente es la Capilla Paulina la que funciona como tal. Sin embargo, es la principal iglesia pontificia, al celebrarse en ella la mayorí­a de las ceremonias papales, debido a su tamaño, a su proximidad a la residencia papal y a su ubicación dentro de la Ciudad del Vaticano.

La Cátedra de San Pedro o cátedra es una silla antigua que se supone fue utilizada por San Pedro, pero que en realidad fue un regalo de Carlos el Calvo, y utilizada por varios papas. Ocupa una posición elevada en el ábside, apoyada sobre los Doctores de la Iglesia, e iluminada por el Espí­ritu Santo.

Anterior a la actual, la antigua basí­lica fue construida en el lugar donde se encontraba la tumba de Pedro, no lejos del circo de Nerón. Las obras fueron ordenadas por el emperador Constantino, a expensas del papa Silvestre I; comenzaron entre el 326 y el 330, y finalizaron 30 años después. Ante el altar mayor de esta iglesia fueron coronados muchos emperadores, como Carlomagno, a quien el papa León III impuso la corona imperial el dí­a de Navidad del año 800.

La actual Basí­lica puede albergar a 60.000 personas, siendo sus dimensiones: 193 m. de longitud y 140 m. de anchura. Fue construida en el S.IV por Constantino, sobre el lugar de la sepultura del apóstol San Pedro. Se comenzó a reedificar en 1506 en estilo renacentista y barroco, hasta que en 1546 Miguel íngel asumió el proyecto. En 1626 el Papa Urbano VIII consagró el nuevo templo.

Entre otros detalles podemos apreciar:

  • La estructura exterior de La Basí­lica de San Pedro, que no tiene campanarios altos y que el que hay se encuentran bajo el relog de la derecha (la izquierda mirando de frente), la estructura del edificio en sí­ misma, aparte de ese detalle ya es alucinante.
  • La estatuas de la corniza de la Basí­lica.
  • La estatua de San Pedro.
  • La estatua de San Pablo.
  • La nave central.
  • La Puerta Santa. Cinco puertas de bronce dan acceso al interior de la Basí­lica. La última de la derecha es la Puerta Santa. Esta puerta tan solo se abre en los años de jubileo, significando el perdón a aquellos peregrinos que llegan hasta Basí­lica.
  • La Puerta de Filarete.
  • El mosaico de la nave central.
  • La Cúpula. La Cúpula es obra de Miguel íngel, y es una de las obras arquitectónicas más majestuosas de todos los tiempos. Tiene 137,50 m. de altura y 42,45 m. de diámetro. Se puede subir a lo alto de la cúpula. Un ascensor te sube hasta la terraza del Vaticano. A partir de aquí­ se suben unas escaleras interiores que bordean la cúpula, de tal manera que a medida que se sube, las paredes se van inclinando cada vez más. Desde lo alto se admira una maravillosa vista de la ciudad.
  • Las vistas desde el interior de la Cúpula.
  • Inscripción en la Cúpula - Las letras son de 1,8 metros de altas.
  • Mosaico de la Cúpula.
  • Las cúpulas menores de la Basí­lica. Miguel íngel volvió a la idea original para la Basí­lica, ahora con una sola entrada principal y no las cuatro abiertas por Bramante a los extremos de la cruz griega, y la dotó de pilares ochavados en el crucero para sostener una grandiosa cúpula sobre tambor. El sistema de equilibrio exigido por la cúpula coincide con la solución de contrarrestarla con cuatro cúpulas menores tras los pilares -sólo se construirán con tambor dos de ellas.
  • Inscripción con letras de 1 metro el lo alto e las naves.
  • La Piedad de Miguel íngel.
  • Sacristí­a de la basí­lica.
  • Presbiterio de la basí­lica. Es donde está la Cátedra de San Pedro (Cathedra Petri, o Trono de San Pedro).
  • Pila bautismal de la basí­lica - Mario Taffetti - 1996.
  • Baldaquino de San Pedro sobre la tumba del Santo.
  • San Andrés en una de las cuatro columnas que sustentan la Cúpula.
  • San Longinos en una de las cuatro columnas que sustentan la Cúpula.
  • Santa Elena en una de las cuatro columnas que sustentan la Cúpula.
  • Santa Verónica en una de las cuatro columnas que sustentan la Cúpula.
  • San Antonio Marí­a Zaccaria.
  • San Bruno.
  • San Guillermo de Vercelli.
  • San Pablo de la Cruz.
  • San pedro de Alcantara.
  • Reliquia - Cabellos de la Virgen.
  • Monumento a los Estuardo.
  • Monumento a la Reina Cristina de Suecia.
  • Monumento a Clementina Sobieski.
  • Monumento a Matilde de Canossa.
  • Relieve de León I el Magno expulsando a Atila.
  • Post-it con el nombre de todos los Papas. En el interior de la Basí­lica, hay este mural en que está la inscripción de todos los Papas que han habido, desde San Pedro a Juan Pablo II, indicando el año en el que accedieron al pontificado.
  • La estatua de San Pedro. Se encuentra en el último pilar de la derecha. Construida en el S.XIII, San Pedro aparece sentado en su trono. Esta estatua en bronce, ha sido siempre muy venerada en el curso de los siglos, como lo prueba el pie derecho, consumido por los besos de millones de fieles.
  • Tumba de Urbano VIII.
  • Tumba de Alejandro VII.
  • Tumba de Pí­o VIII.
  • Tumba de Inocencio VIII.
  • Tumba de Inocencio XI.
  • Tumba de Alejandro VIII.
  • Tumba de Benedicto XIV.
  • Tumba de Clemente X.
  • Tumba de Clemente XIII.
  • Tumba de Clemente XIV.
  • Tumba de Juan Pablo II.
  • Tumba de Juan XXIII.
  • Tumba de León XI.
  • Tumba de Pí­o VII.
  • Tumba de Pí­o X.
  • Tumba de Benedicto XV.
  • Tumba de Gregorio XIII.
  • Tumba de Inocencio XII.
  • Tumba de San Josafat.
  • Tumba de San Gregorio Magno.

 

Visita virtual de la Basilica de San Pedro

Pincha en el menú o en los puntos de la imagen

 

 

 

 

 

1. Presbiterio

2. Altar

3. Transversal Norte

4. Transversal Sur

5. Nave

6. Capilla del Coro

7. Piedad

8. Altar de San Gerolamo

 


 
 

Ciudad del Vaticano

   

Museos Vaticanos I

   

Museos Vaticanos II

 

La Plaza de San Pedro

La Plaza de San Pedro (Piazza San Pietro, en italiano), se encuentra situada en la Ciudad del Vaticano, dentro de la ciudad y capital italiana de Roma y precede, a modo de gran sala perí­ptera, a la Basí­lica de San Pedro, el magno templo de la cristiandad. Fue enteramente proyectada por Gian Lorenzo Bernini entre 1656 y 1667.

A la plaza se accede desde la Via della Conciliazione y muestra, al fondo, la magní­fica fachada de la Basí­lica de San Pedro; esta ví­a comienza en el largo Giovanni XXIII, muy cerca del castillo de Sant'Angelo, junto al rí­o Tí­ber, pasando al final por la plaza Pí­o XII.

La plaza es una gran explanada trapezoidal que se ensancha lateralmente mediante dos pasajes, con forma elí­ptica, de columnatas rematadas en una balaustrada sobre la que se asientan las figuras de ciento cuarenta santos de diversas épocas y lugares; en su interior se encuentran dos fuentes, una en cada foco de la elipse,y en medio de la plaza se erigió un monumental obelisco (de 25 metros de alto y 327 toneladas), un bloque pétreo sin inscripciones traí­do desde Egipto que estaba en el centro de un circo romano. En 1586 el Papa Sixto V decidió colocarlo frente a la Basí­lica de San Pedro en memoria del martirio de San Pedro en el Circo de Nerón. Se le conoce como el "testigo mudo", pues junto a este se crucificó a Pedro. La esfera de bronce de la cúspide que, según la leyenda medieval, contení­a los restos de Julio César, fue reemplazada por una reliquia de la cruz de Cristo. Los dos pasajes de columnas (284 de 16 metros cada una) se abren a cada lado simbolizando el abrazo de acogida de la Iglesia al visitante que parece invitan a entrar.

En esta plaza, el Papa suele celebrar algunas liturgias solemnes (especialmente aquellas que reúnen a multitudes demasiado grandes como para que entren en la ya de por sí­ inmensa basí­lica) y otros encuentros, sobre todo audiencias públicas. La famosa Plaza de la Concordia en Parí­s es una copia de esta plaza ya que tanto el obelisco como las fuentes y su distribución son idénticas a las de San Pedro.

Al inicio del siglo XVI, la plaza era rectangular y tení­a un desnivel de alrededor de diez metros entre el llamado Borgo Nuovo y el pie de la escalinata que conducí­a a la basí­lica.

Alejandro VI para el jubileo del año 1500 hizo abrir la primera ví­a rectilí­nea de Roma, entre el Puente Sant'Angelo y el portón del Palacio Vaticano, atravesando la platea con una franja empedrada, inclinada cerca de seis grados con respecto al eje de la basí­lica antigua. Borgo Nuovo genera ante el portal de ingreso a los palacios una prospectiva de alrededor de 800 metros: se trata de la confirmación de que Alejandro VI no querí­a que la basí­lica de San Pedro tuviera ningún rol prioritario en relación con la ciudadela pontificia; en cambio preferí­a como punto de referencia el palacio, la curia, la residencia del Papa.

La Via Recta o Via Alessandrina o Via Borgo Nuovo es la primera calle rectilí­nea centrada en el portón de un palacio. La intención nace en el ámbito de un programa que no es arquitectónico: no se preveí­a reconstruir San Pedro ni los palacios vaticanos según un diseño único.

Cuando todo fue demolido y reconstruido en relación con la Basí­lica, esta calle no fue eliminada. El portón será el Portone di Bronzo al que sigue un corredor que lleva a la Scala Regia y de ahí­ a la sala del mismo nombre que sirve de entrada a la Capilla Sixtina o al departamento del Santo Padre.

Cuando Bernini afronta este nuevo reto de La Basí­lica, piensa en un espacio para la plaza con forma de trapecio. Las dos alas rectilí­neas deben estar separadas de la escalinata central, y el piso de la nueva basí­lica quedará tres metros más alto que el antiguo de manera que quede suficiente espacio para las criptas.

La inclinación de los "corredores" hace que Bernini renuncie a la solución anterior de dejar un orden recto, e inserta una arquitectura oblicua que da la impresión de un único grupo arquitectónico que circunda la plaza. Sin embargo, debí­a aceptar la presencia del obelisco en el centro de la plaza con los cambios en el eje mayor.

El pórtico de la basí­lica serví­a a la tradicional procesión del dí­a de Corpus Christi, guiada por el Papa a través de las calles vecinas del Borgo y protegida por grandes baldaquinos. El Papa Alejandro VII intervino introduciendo la idea del pórtico libre y permitiendo a Bernini volver a pensar el proyecto. Con las demoliciones el Borgo pasó de ser una localidad habitada por personas pobres a otro nivel más "aristocrático". Se optó finalmente por la forma oval con dos semicí­rculos que es una forma geométrica más usada en la arquitectura cristiana que la elipse. Bernini escribió:

La chiesa di S. Pietro, quasi matrice di tutte le altre doveva haver' un portico che per l'appunto dimostrasse di ricever í  braccia aperte maternamente i Cattolici per confermarli nella credenza, gl'Heretici per riunirli alla Chiesa, e gl'Infedeli per illuminarli alla vera fede. La iglesia de San Pedro, cual matriz de todas las demás debe tener un pórtico que muestre que recibe con los brazos abiertos, maternalmente, a los católicos para confirmarlos en la fe, a los herejes para reunirlos en la Iglesia y a los infieles para iluminarlos hacia la verdadera fe.


En la solución definitiva la columnata corre en un piso inclinado casi imperceptiblemente y se levanta con tres peldaños uniformes.

La larga serie de las 162 estatuas de santos, cada una corresponde a una columna representa a la Iglesia triunfante en relación con la Iglesia militante, es decir, la multitud de fieles que rezan en la plaza. Las dimensiones de las esculturas, realizadas por colaboradores de Bernini y bajo su supervisión, son exactamente la mitad de las que se colocaron en la fachada de la basí­lica con los doce apóstoles y el Cristo al centro.

 

Visita virtual de la Plaza de San Pedro

Pincha en el menú o en los puntos de la imagen

 

1. Fuente izquierda

2. Entrada

 


 
 

Ciudad del Vaticano

   

Museos Vaticanos I

   

Museos Vaticanos II

 

¿?

Obras de Arte sin ubicación

¿?

 

En esta sección expongo las fotos de obras de arte que me han enviado que, ni me han facilitado, ni he conseguedo averiguarla la ubicación de las mismas. Agradecerí­a que aquellas personas que las identificaran, me lo hicieran saber, a poder ser, el museo y la sala. Cada foto tiene un código para su identificación y las he dividido entre "Cuadros" y "Frescos".
Todas las pinturas identificadas como cuadros son todas las pintadas sobre cualquier soporte que no sea la superficie de una pared o techo.

Cuadros

  • C001 San Sebastián Curado por Irene. Óleo sobre lienzo. 98 x 137 cm. Trophime Bigot 1620-1650.
  • C002 Autorretrato de Gian Lorenzo Bernini 1624.
  • C003 Navecilla. 740 x 990 cm. 1628.
  • C004 La Crucifixión con Marí­a, San Juan Evangelista, y un monje dominico. Tabla al temple de 32,5x22,5 cm. Andrea Bonaiuti 1370-1377.
  • C006 La Virgen y el Niño entronizados entre ángeles, la Anunciación, y las santas. Tabla al temple de 36,5 x 24 cm. Puccio Capanna 1330.
  • C007 Satán frente a Dios. Óleo sobre lienzo de 88 x 116,5 cm. Cí­rculo de Corrado Giaquinto.
  • C008 Las siete obras de misericordia - Enterrando a los muertos. Tabla al temple de 36,7 x 29,4 cm. Carlo da Camerino.
  • C009 Las siete obras de misericordia - Vistiendo al desnudo. Tabla al temple de 36,7 x 29,4 cm. Carlo da Camerino.
  • C010 Las siete obras de misericordia - Alimentando al ambriento. Tabla al temple de 36,7 x 29,4 cm. Carlo da Camerino.
  • C011 Las siete obras de misericordia - Dando de beber a los sedientos. Tabla al temple de 36,7 x 29,4 cm. Carlo da Camerino.
  • C012 Las siete obras de misericordia - Visitando a los presos. Tabla al temple de 36,7 x 29,4 cm. Carlo da Camerino.
  • C013 Las siete obras de misericordia - Visitando a los enfermos. Tabla al temple de 36,7 x 29,4 cm. Carlo da Camerino.
  • C014 La Crucifixión. Tabla al temple de 36,7 x 29,4 cm. Pietro da Rimini 1320-1330.
  • C015 La Crucifixión y escenas de la Pasión de Jesús. Tabla al temple de 54 x 65,3 cm. Alesso di Andrea.
  • C016 Escenas de la vida de San Juan Evangelista. Tabla al temple de 22,5 x 42,5 cm. Ambrogio di Baldese 1390-1385.
  • C017 Escenas de la leyenda od San Pedro: San Martirio de San Pedro. Tabla al temple de 34,7 x 42,2 cm. Jacopo di Cione 1370-1371.
  • C018 Escenas de la leyenda od San Pedro: San Pedro entronizado entre San Pablo y de los fieles. Tabla al temple de 39,3 x 53,7 cm. Jacopo di Cione 1370-1371.
  • C019 Escenas de la leyenda od San Pedro: La resurrección del hijo de Teófilo. Tabla al temple de 39,4 x 53,5 cm. Jacopo di Cione 1370-1371.
  • C020 La Adoración de los Magos. Tabla al temple de 22,5 x 41 cm. Doménico di Michelino.
  • C021 San Nicolás Salva Tres hombres inocentes. Tabla al temple de 35,5 x 54,8 cm. Mariotto di Nardo 1380.
  • C022 La Natividad. Tabla al temple de 34,3 x 25,5 cm. Mariotto di Nardo 1385.
  • C023 Escenas de la leyenda de San Agustí­n: El Santo bautizado por San Ambrosio. Tabla al temple de 39,8 x 27,4 cm. Niccolo di Pietro Gerini 1415.
  • C024 Escenas de la leyenda de San Agustí­n: El Santo da ?. Tabla al temple de 39,7 x 27,4 cm. Niccolo di Pietro Gerini 1415.
  • C025 Escenas de la leyenda de San Agustí­n: El Santo llevado a la escuela de Santa Monica. Tabla al temple de 40 x 27,6 cm. Niccolo di Pietro Gerini 1415.
  • C026 Escenas de la leyenda de San Agustí­n: La Enseñanza Santa de la retórica. Tabla al temple de 33,7 x 26 cm. Niccolo di Pietro Gerini 1415.
  • C027 La Crucifixión. Tabla al temple de 32,8 x 56 cm. Luca di Tommé 1362.
  • C028 La resurrección de Lázaro. Tabla al temple de 52 x 39 cm. Luca di Tommé 1362.
  • C029 La negación de San Pedro. Óleo sobre lienzo de 100 x 129 cm. Discí­pulo Anónimo de Saraceni.
  • C030 Santa Bárbara, vela por la construcción de la Torre. Tabla al temple de 32,2 x 58,3 cm. Escuela de Florencia.
  • C031 La historia de un falso profeta. Tabla al temple de 56 x 55,5 cm. Escuela de Florencia 1340.
  • C032 La Virgen del Parto y Nacimiento, con personificaciones de las Virtudes. Tabla al temple de 106,5 x 58,5 cm. Escuela de Florencia 1375-1380.
  • C033 La Crucifixión. Tabla al temple de 29.9 x 28.4 cm. Escuela Pietro da Rimini 1325.
  • C034 El Martirio de San Bartolomé. Tabla al óleo de 61 x 59 cm. Escuela de Renania.
  • C035 El Martirio de los Santos Simón y Judas. Tabla al óleo de 61 x 59 cm. Escuela de Renania.
  • C036 San Miguel Arcángel derrota a Lucifer. Óleo sobre lienzo de 135 x 98 cm. Corrado Giaquinto 1720-1725.
  • C037 La Anunciación. Tabla al temple. Benozzo Gozzoli 1450-52.
  • C038 La Natividad. Tabla al temple. Benozzo Gozzoli 1450-52.
  • C039 San Francisco Javier. Óleo sobre lienzo de 346 x 214 cm. Antón van Dyck 1622.
  • C040 La Virgen y el niño. Tabla al óleo de 54 x 65,3 cm. Jacopo Landini 1320.
  • C041 Historias de la Pasión de Cristo. Pentáptico tabla al temple de 166 x 280 cm. Maestro de Fossa 1340.
  • C042 El Entierro. Tabla al temple de 36,6 x 34,9 cm. Maestro de la Crucifixión de Trevi 1320-1330.
  • C043 El beso de Judas. Tabla al temple de 33,8 x 34,3 cm. Maestro de la Crucifixión de Trevi 1320-1330.
  • C044 La Resurrección. Tabla al temple de 33,8 x 34,3 cm. Maestro de la Crucifixión de Trevi 1320-1330.
  • C045 Santa Eustaquia. Tabla al temple de 95 x 36 cm. Maestro de la Madona Straus.
  • C046 Santa Paula. Tabla al temple de 95 x 36 cm. Maestro de la Madona Straus.
  • C047 La flagelación de Cristo. Tabla al temple de 36,7 x 46 cm. Maestro de la Osservanza 1436.
  • C048 El Anuncio a Joaquí­n. Tabla al temple de 38 x 34,9 cm. Maestro de la Predella del Museo Ashmolean.
  • C049 La Crucifixión y las historias de la Pasión. Tablas al temple. El panel central 96 x 49 cm. Los paneles laterales 96 x 24 cm. Predela 15 x 49 cm. Maestro de la Predella del Museo Ashmolean 1360-1390.
  • C050 La huida a Egipto. Tabla al temple de 38 x 35 cm. Maestro de la Predella del Museo Ashmolean.
  • C051 El Niño de San Juan y el ángel. Tabla al temple de 47,8 x 40,5 cm. Maestro de la Vida del Bautista 1340.
  • C052 El Descendimiento de la Cruz. Tabla al temple de 19,3 x 21,1 cm. Maestro de Santa Marí­a en Porto Fuori 1340.
  • C053 La Adoración de los Magos. Óleo sobre lienzo de 324 x 396,5 cm. Vincent Malo.
  • C054 La Crucifixión, Santos y Evangelistas. Tabla al temple de 58,8 x 28,3 cm. Lippo Memmi 1347.
  • C055 San Jerónimo. Óleo sobre lienzo de 135 x 98 cm. Pier Francesco Mola.
  • C056 La Venida del Espí­ritu Santo.Girolamo Muziano
  • C057 La circuncisión de Jesús. Tabla al temple de 70 x 31,9 cm. Ottaviano Nelli.
  • C058 El matrimonio mí­stico de San Francisco a la pobreza. Tabla al temple de 70,1 x 31,9 cm. Ottaviano Nelli.
  • C059 La Natividad y la llegada de los Reyes Magos. Temple y óleo trasladado a lienzo de 272 x 165 cm. Bernardino di Betto Benedetto di Biagio y Taller de Pinturicchio 1502-1504.
  • C060 Minerva y el Tiempo. Stefano Pozzi.
  • C061 Escenas de la vida de Sansón. Guido Reni 1608-1609.
  • C062 El cazador. Óleo sobre lienzo de 195 x 147 cm. Philipp Peter Roos.
  • C063 La apoteosis de Vincenzo I Gonzaga, cuarto Duque de Mantua. Óleo sobre lienzo de 149 x 200 cm. Pedro Pablo Rubens.
  • C064 La Sagrada Familia con San Juan Bautista, Santa Dorothy y San Andrés. Óleo sobre lienzo. Bonifacio de Pitati y Taller de Bonifacio de Pitati.
  • C065 La anunciación. Tabla al temple de 40,6 x 48,4 cm. Taller de Gentile da Fabriano 1425.
  • C066 La vocación de san Pedro. Taller de Giorgio Vasari y Giorgio Vasari.
  • C068 Santo Domingo Flanqueado por los Santos Pedro Mártir y Tomás de Aquino. Tabla al temple de 45,5 x 52,2 cm. Lippo Vanni 1360.
  • C069 Santa Margarita e historias de su vida. Tabla al temple de 166 x 106,7 cm. Turino Vanni 1400.
  • C070 Flores y fruta. Óleo sobre lienzo de 130 x 98 cm. Franz Werner von Tamm.

Frescos

  • F001 Procesión del traslado de las reliquias de San Gregorio Nazianzenus, en el Monte Giordano. Mattheus Brill y Antonio Tempesta. Mattheus Brill y Antonio Tempesta.
  • F002 Procesión del traslado de las reliquias de San Gregorio Nazianzenus, en el Castillo de Sant'Angelo. Mattheus Brill y Antonio Tempesta.
  • F003 Procesión del traslado de las reliquias de San Gregorio Nazianzenus, en la plaza de San Pedro. Mattheus Brill y Antonio Tempesta.
  • F004 Los vientos y la primavera. Mattheus Brill.
  • F005 Paisaje. Mattheus Brill.
  • F006 El Monasterio de Camaldoli. Paul Brill. ¿Fresco en la sala del Consistorio?.
  • F007 El Monasterio de Montevergine. Paul Brill. ¿Fresco en la sala del Consistorio?.
  • F008 Paisaje nocturno con elefante. Cesare Arbasia. ¿Fresco sala Ducal?.
  • F009 La tempestad calmada. Nicoló Circignani.
  • F010 Escenas de la vida de San Benito - San Benito bendice a un monje muerto por una pared caida. Lello da Orvieto. Fresco en la Pinacoteca ¿sala nº?.
  • F011 Escenas de la vida de San Benito - San Benito bendice a un monje muerto por una pared caida. Lello da Orvieto. Fresco en la Pinacoteca ¿sala nº?.
  • F012 ¿nombre y sala?.
  • F013 ¿Labor?. Cavalier d'Arpino.
  • F014 San Gerónimo. Taller de Fra Angélico.
  • F015 San Gerónimo. Domenico Curradi di Tommaso Bigordi.
  • F016 Aristóteles y Diogenes. Domenico Curradi di Tommaso Bigordi.
  • F017 La Biblioteca. Giovanni Guerra.
  • F018 Procesión de Sixto V para tomar posesión de Letrán. Taller de Cesare Nebbia, Césare Nebbia y Giovanni Guerra.
  • F019 El Segundo Concilio de Constantinopla. Taller de Cesare Nebbia, Césare Nebbia y Giovanni Guerra.
  • F020 Alegorí­a de la pena de adúlteros. Taller de Cesare Nebbia, Césare Nebbia y Giovanni Guerra.
  • F021 ¿Nombre y emplazamiento desconocidos?.
  • F022 ¿Nombre y emplazamiento desconocidos?.
  • F023 La Fé. Giovanni Battista Lombardelli.
  • F024 La historia de San Gregorio el Grande 1. Lorenzo Sabbatini.
  • F025 La historia de San Gregorio el Grande 2. Lorenzo Sabbatini.
  • F026 La historia de Hércules y Caco: El asesinato de Caco. Lorenzo Sabbatini.
  • F027 - La historia de San Gregorio el Grande. Lorenzo Sabbatini.
  • F028 Plano de la ciudad de Bolonia y episodios de la historia de la ciudad. Cherubino Alberti, Lorenzo Sabbatini y Giovanni Alberti.
  • F029 Dos querubines que lleva el escudo de armas de Julio II. Lorenzo Lotto.
  • F030 Paisaje de otoño. Fresco. Matteo da Siena.
  • F031 Paisaje de invierno. Fresco. Matteo da Siena.
  • F032 Alegorí­a de la Historia. Anton Raphael Mengs.
  • F033 Silencio. Paris Nogari.
  • F034 La Virgen y el Niño. Fresco transferido a cadorite de 105 x 87 cm. Bernardino di Betto Benedetto di Biagio.
  • F035 La Iglesia Triunfante. Stefano Pozzi.
  • F036 Gloria. Antonio Tempesta.
  • F037 La Venida del Espí­ritu Santo. Guido Reni 1608-09.
  • F038 La donación de los bienes a la Iglesia. Gian Francesco Romanelli y Taller de Gian Francesco Romanelli 1637-42.
  • F039 La reunión entre la condesa Matilde y Anselmo de Canterbury. Gian Francesco Romanelli y Taller de Gian Francesco Romanelli 1637-42.
  • F040 El mito de la Apis proyecto de ley. Bernardino di Betto Benedetto di Biagio y Taller de Pinturicchio.
  • F041 Moisés. Gabinete de los papiros. Cristoforo Unterberger.

{jcomments on}

   
© ALLROUNDER
Subir

Subir